Buenas pasturas generan alta demanda de ganado de reposición

El clima ha favorecido a las pasturas, lo que redundó en que la producción de forrajes experimentara uno de los mejores años.

En 2018 se registró un invierno muy corto, la primavera inició temprano y el verano fue muy bueno.  El calor, la humedad y los días largos fueron una fructífera combinación que permitió un crecimiento óptimo de pasturas de muy buena calidad. Esto ha generado una muy alta demanda de ganado de reposición.

Actualmente, los ganados están con más kilogramos de lo normal, y la carga (unidad ganadera/ha) también aumentó, esto genera que por hectárea se esté registrando una mayor producción de carne. En tanto, el precio del gordo se mantiene estable y las faenas siguen en buen número.

Los engordes a corral hoy están reponiendo poco ganado a la espera de la oferta que será cuando comience la zafra de terneros y los días sean más cortos y fríos.

La cuenta del engorde a corral hoy está muy fina a negativa si la parte productiva no es excelente, esto a pesar de que los granos forrajeros (maíz) han bajado su precio, quedando un costo de alimentación en el corral más bajo. Hoy el precio compra venta (flaco gordo)  hace inviable el negocio, ante esto los corrales registran una ocupación de no más del 50%.

En los próximos meses, cuando se presenten las primeras heladas, aparecerá la oferta de reposición excediendo la capacidad de los corrales.

Por Méd. Vet. Juan Domenech

MÁS NOTICIAS