Lluvias mejoran la perspectiva para el ganado y el forraje

Luego de un verano excepcional para las pasturas por el buen nivel de precipitaciones, las lluvias se volvieron escasas en marzo y abril, pero al final del periodo llegaron a casi todo el territorio. La falta de agua retrasó el desarrollo de las pasturas naturales, así como la siembra y crecimiento de algunos verdeos. Ahora hay humedad para sembrar y para que crezcan los verdeos, pero todavía no están para pastoreo.

La carencia de precipitaciones abrió por unos días una incertidumbre en el mercado de reposición. Ahora la oferta de reposición se mantiene estable porque todavía no se han dado las primeras heladas, lo que llevaría a un aumento.

Los productores deben tener en cuenta que estamos frente al periodo de vacunación de aftosa. Si alguno quiere regular carga no podrá mover el ganado desde el 15 de mayo hasta luego de 15 días de vacunado. No tener en cuenta este factor puede llevar a que falte forraje, haya pérdida de kilos y se deba malvender.

Otra consecuencia del clima es que la oferta de ganado gordo no es abundante pero hay demanda (faena alta), lo que genera un buen precio del ganado gordo para lo que es la época.

Por otra parte, los corrales están con mucha comida debido a la buena zafra de verano pero con poco ganado, esperando que baje más el precio de la reposición.

Por: Med. Vet. Juan Domenech

MÁS NOTICIAS