Precio de reposición se mantiene firme pese al invierno

El clima en julio llegó con heladas, como era de esperar. Fueron unas cuatro o cinco seguidas que hicieron que las pasturas naturales se secaran, lo que generó que los productores que cuentan con campo natural tuvieran que ajustar cargas o suplementar.

Los verdeos de invierno se quedaron un poco por las grandes heladas, pero más que nada por una pequeña falta de agua que a fines de julio se tradujo en un par de días de lluvia y frío, lo que hizo que los animales se sintieran.

Lo bueno para los productores es que el precio de venta de la reposición se mantuvo firme debido a la escasez de las categorías de invernada, que se sabía que este año y el próximo estarían reducidas. Esto fue malo para los invernadores tanto a pastura como a grano, ya que se ajusta el margen debido a la compra- venta. El gordo está firme pero con duda de que esa firmeza pueda ser sostenida por la industria.

Los márgenes en los corrales se defienden solamente por el precio de los granos, o sea por el costo del kilo producido, que deja algún margen siempre y cuando se tenga bien ajustado lo productivo, pero en diferencia de precio compra-venta ya no está más el negocio de los corrales.

Agosto es un mes de ventana de entrega de ganado HQB481 para faenar en los frigoríficos. Esto puede retrasar alguna entrada de ganado de campo a la industria y darle opción para estabilizar o bajar un poco el precio del gordo, ya que los negocios de HQB ya son con precios pactados hace varios meses, lo que podría llevar a una baja en escalera también de la reposición, copiando al gordo.

Por Juan Domenech, Gerente de Producción Ganadera de ADP – Agronegocios del Plata.

MÁS NOTICIAS